Varado por un helado

Igual que lo hacen las ballenas, voy a morir en una playa. Al despertarme, he descubierto que no puedo moverme y he apartado a soplidos la hoja de periódico que me cubría la cara. Ha anochecido. Recuerdo ahora que las gemelas querían un helado y me he negado a comprárselo antes de merendar. A cambio he accedido a jugar con ellas y me han enterrado hasta el cuello con sus cubos y sus palitas. La marea está subiendo y grito pidiendo ayuda pero como respuesta tan sólo obtengo unas risitas detrás de mí que, a cada ola que escupo, ganan en intensidad y encuentro más familiares.

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Microrrelato

8 Respuestas a “Varado por un helado

  1. Sara

    Hola Iñigo, por fin me aventuro a escribirte algo. Muy bueno este microrrelato… Como bien dices, cualquier verano nos vemos escupiendo olas. En mi caso, la suerte es que no me iba a encontrarme con muchos familiares, ya sabes, mejor solos que mal acompañados…

  2. Me gusta iñigo, es una escena muy visual donde se puede palpar la angustia enterrada de este padre de familia.
    Un abrazo

  3. Muy bueno, Iñigo.

    No sé cómo habrá ido hoy el concurso, pero tu micro me parece genial.

    Un saludo.

  4. Vaya par de gemelas, lo que no se le ocurre a una, se le ocurre a la otra.

    Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s