Ni debajo del agua

Se acabó. La próxima vez pienso llenar las botellas tan sólo por la mitad y así a la media hora de sumergirnos ella tendrá que regresar al barco y yo podré disfrutar por fin de la belleza del fondo marino y del precioso silencio ese del que todos hablan.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Microrrelato

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s